Conocemos nuestro cuerpo

Aprendemos los nombres de los huesos y con la ayuda de los monitores componemos el esqueleto. Protegemos nuestra piel del radiante y temido sol con un buen sombrero. ¡Cuidado que no te pille! Los gérmenes del estornudo intentamos contagiar a los monitores. Aprendemos a no propagar enfermedades.

Los médicos

Los médicos nos curan, pero hay que saber qué dolencias trata cada uno: dentistas, oculistas, podólogos...

Jugando

Jugando junto a nuestro monitor, pasamos la comida por el intestino como parte de nuestro sistema digestivo. Los 600 músculos ponen fin a este día de diversión en el que aprendemos un montón de cosas nuevas.

Copyright © 2015 Sekkei Tecnologías de la Información / All rights reserved.