Peñíscola

Después del Museu del Mar, subimos al castillo realizando un juego de pistas. Los avatares históricos de esta fortificación tienen muchas leyendas. Recorremos las estancias abiertas del castillo y descubrimos su uso en aquella época.

Playa

Después de comer con nuestros monitores toca jugar un rato en la playa. Entendemos mucho mejor el cisma de occidente si con ello realizamos un juego educativo.

Sociabilidad

No olvidamos el lado social de la visita y la importancia de la pesca en estas tierras.

Copyright © 2015 Sekkei Tecnologías de la Información / All rights reserved.